enero 26, 2022

Nos sentamos con Xoel López (1ª parte): “Paramales es un disco más anárquico”

XoelXoel López se encuentra de gira presentando su más reciente álbum, «Paramales«. Hipsterian Circus ha tenido el placer de poder entrevistar al músico gallego, en una conversación en la que está muy presente la constante necesidad del cambio y la necesidad de las experiencias para evolucionar, tanto en la estilo como en la vida

Pregunta.- En «Atlántico» recogías las vivencias de tu viaje por América, aquí vemos algunas referencias sentimentales, pero ¿cuál es la línea central de «Paramales«?

Respuesta.- Es verdad que «Atlántico» quedó como un disco más homogéneo y «Paramales« un poco más “anárquico” si quieres, quizás es un poco desconcertante en ese sentido pero es un reflejo de lo que fue. «Paramales« es un disco más impar. Si me preguntas por la temática, te respondo que tal vez no la haya. Aunque a nivel emocional si puedo decir que es un disco de contrastes.

(P).- Claro, te quería preguntar por canciones como ‘Patagonia’, ‘Yo Sólo Quería Que Me Llevaras a Bailar’ o ‘Caracoles’ que hablan de un amor más sentido, mientras que en ‘La Casa Hace Ruido Cuando No Estás’ o ‘Todo Lo Que Merezcas’ noto algo de rabia y tristeza. ¿Son diferentes fases de una relación?

(R).- Yo no lo veo como tu lo ves. Es cierto que cada uno interpreta las canciones como quiera. ‘La Casa Hace Ruido Cuando No Estás’ sí es una canción de amor, pero no pasa eso con ‘Todo Lo Que Merezcas’ o ‘Yo Sólo Quería Que Me Llevaras a Bailar’. ‘Caracoles’ y ‘Patagonia’, aunque esta un poco más universal, también. Pero no lo veo así y me costaría definir estas canciones en esos términos.

A mí me parece que dentro de una canción hay miles de cosas, pequeños matices… Muchas cosas que no controlas, escribes y no sabes por qué las escribiste. A veces tú mismo te descubres con canciones que nos sabías que formaran parte de tu repertorio emocional. Hay algo ahí catártico que también es interesante.

(P).- Hablando de las pequeñas cosas dentro de una canción, quería preguntarte por ‘Yo Sólo Quería Que Me Llevaras a Bailar’ el verso “Yo sólo buscaba melodías para escapar”. ¿Escapar de qué? ¿Literalmente como en «Atlántico»?

(R).- Si fuera otra canción te diría que se trata de una metáfora que quiere decir otra cosa, pero en este caso en concreto, es una frase que se refiere a la música, es literal. Y habla de mi adolescencia, un momento en mi vida en que yo buscaba en la música una evasión, una forma de volar, de sentirme un poco más alejado de una realidad que no me interesaba.

Con la música soñaba, me enamoraba de las voces de Diana Ross o Janis Joplin, o del sonido de la música de Otis Redding. Realmente la música para mí era una forma de evasión, pero siempre disfrutándola desde la belleza, no como si fuera un remedio, una pastilla que no te ofrece nada y solo te cura.

(P).- ¿Cómo surgió hacer una canción en gallego (‘A Serea e o Mariñeiro’)?

(R).- Tenía más cosas escritas en gallego, pero fue algo que surgió mientras estaba en Buenos Aires, lo más alejado que viví de mi tierra en toda mi vida, y no es casualidad que haya salido así, porque a través de la música uno también puede viajar.

En un ataque de morriña me puse a escribir en gallego como forma de acercarme más si cabe a un recuerdo de mi infancia. De hecho, la canción no habla de nada en concreto de mi vida, es un cuentito que ya de por sí es muy gallega: esa sirena, ese marinero…

Siempre me la imagino en una cala de la costa gallega, en un día muy gris, una poco de lluvia… Es así como me imagino la canción. Pero ya te digo que no te puedo decir cómo salió esa canción. Supongo que como una forma de viajar sin moverme del lugar.

xoelhipsterian

(P).- En «Paramales» encontramos un sonido más grandilocuente en comparación a «Atlántico» y temas como ‘Tierra‘ que nos lleva a pensar en un grupo tocando. ¿Se trata de una regresión al sonido de Deluxe?

(R).- Es verdad que inevitablemente, si suena un poco más rockero o a banda, se va a pensar en Deluxe, que es mi referente más cercano. Pero no creo que sea necesariamente una búsqueda de sonar como antes. Es muy circunstancial. «Atlántico» lo compongo en América Latina con una guitarra viajando de aquí para allá y este disco, aunque todavía tiene una parte que compongo en América y me traigo, hay otra parte que compongo y grabo aquí en Madrid, con un productor de Madrid, viviendo en Madrid. Y eso quieras que no me aleja del sonido de «Atlántico» aunque sólo sea por una cuestión geográfica. Eso me condiciona, acabo metiendo más guitarras porque el productor también me animó a hacerlo y me sentí cómodo haciéndolo.

Todo es cíclico. Si de repente te cansas de hacer rock, lo mismo haces un disco de acústico, pero también te cansarás de hacer acústico y te pasarás al rock o la electrónica. Tiene algo que ver más con los ciclos que con las circunstancias. Los discos anteriores marcan los discos siguientes.

(P).- ¿Habéis bebido del sonido de algún artista en concreto para este álbum? Porque noto algo del Beck en su último disco («Morning Phase»)…

(R).- A Beck lo conocí en los 90 y me hice fan de su «Odelay» y lo fui siguiendo pero últimamente perdí su pista. Pienso que hay algo ahí similar en algún momento. En eso tuvo algo que ver Ángel Luján, el productor, en querer darle un toque más moderno, porque yo tengo la tendencia de irme a lo clásico. Por ejemplo, con los sintetizadores cuando los uso pienso más en música de los 70, aunque a día de hoy lo descontextualizo todo un poco. A lo mejor estoy tocando un sinte como si fuese una cuerda, o una guitarra… Lo mezclo todo. Cada vez me cuesta más distinguir en un disco. Creo que ya es un caldo en el que te cuesta distinguir la patata del repollo.

(P).- Haciendo un repaso a tu producción he podido ver que, aunque mantienes una línea común, vas innovando y reinventándote en los ciclos, como decías. Eso de no encasillarse en un sonido o declararse “artista libre” es algo muy interesante en músicos de hoy en día.

(R).- Sí, bueno, a veces con lo que eso conlleva (Risas). Reinventarte te supone también resituarte cada vez. Es como si vivieras en una crisis constante con tu propio proyecto. Pero bueno, a mí me merece la pena. Aunque como siempre, hay gente que te sigue siguiendo y otra que dice “Coño, esto ya no me gusta”. Entonces tienes que lidiar también con eso.

(P).- ¿Cómo ha sido el proceso de grabación de «Paramales»? ¿Eres un artista metódico o has seguido la línea de grabación de ‘Tierra’?

(R).- Un claro ejemplo de que no soy un artista metódico es justamente esa canción que mencionas, ‘Tierra’. De hecho, la grabé después de que viniera el productor. Vino a grabar conmigo, se llevó las grabaciones pero no habíamos conseguido de transmitir el enfoque adecuado. Entonces yo lo vi claro pero él ya no estaba conmigo. Así que grabé en mi pequeño estudio en mi casa de Buenos Aires las guitarras, se las envié y él le hizo el resto de arreglos. Esa canción se salió totalmente del cauce del disco y la grabamos de una forma totalmente diferente.

Si todo me inspira y es el momento adecuado y mágico, me da igual que esté con banda, solo, que se grabe todo seguido, un trozo aquí otro allá… No tengo un criterio fijo. Mola provocar cosas y ver qué pasa si no uso una guitarra, o un piano y una conga.

(P).- ¿Cuánto tardó el proceso de creación del disco?

(R).- Desde que escribo las canciones ya empiezo a grabar maquetas en casa aprovechando que tengo un estudio en casa. Para mí ya empieza ahí, empiezo a probar ideas. Me divierte mucho, de hecho. Empiezo en casa, algunas cosas ya se quedan, hay ideas que se llevan a cabo, otras que se tiran completamente y empezamos de cero, en otras ocasiones es el productor el que tiene una idea guay y me quedo con su idea… Depende de muchas cosas, pero en mi caso se necesitan años.

Antes tardaba un año, porque con Deluxe sacaba los discos más seguidos. Pero me propuse no hacerlo más, vivir un poco más tranquilo, tener más tiempo y hacer producciones más enriquecidas, un poco más curiosas. Cocinadas a fuego lento si quieres.

(P).- Esta gira te está llevando a muchas ciudades de España (mañana a Málaga, el sábado a Granada, Barcelona, Zaragoza…) ¿Está respondiendo bien el público a este disco?

(R).- El haber sacado un disco como «Atlántico» antes, tener el cambio ya hecho de Deluxe a Xoel López facilita mucho la llegada de este nuevo disco. Es como que el camino estuviera más asfaltada y resulta más fácil caminar por ahí. Aunque nos toca tirar piedra porque la cosa está como está y nos toca seguir trabajando, tocando en todos los sitios que se pueda y si ver que hay un buen público volver y volver y volver… La gira está yendo bastante bien. En Sevilla y en Córdoba fue una gozada, vendimos todas las entradas. Esperemos que en el resto de sitios vaya bien para poder seguir girando por España.

Os emplazamos a seguir leyendo la interesante entrevista que Xoel López nos ha concedido, ya sabéis: mañana, a la misma hora, en el mismo lugar.

Un comentario en «Nos sentamos con Xoel López (1ª parte): “Paramales es un disco más anárquico”»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.