julio 22, 2024

Todos queremos un lío como el de “The Affair”

Menudo gustazo cuando ves el piloto de una serie y te encanta. Me paso en su momento con Homeland o Utopía y he vuelto a caer en las redes con The Affair. Si tienes tiempo, te pones de seguido el segundo capítulo. Si has quedado, y sólo si es una cita impostergable con la mujer o el hombre de tus sueños, te esperas a verlo nada más llegar a casa.

Ganadora del Globo de Oro a mejor serie dramática en su última edición, una temporada le ha bastado a The Affair para quitarse de en medio a gigantes como House of Cards, The Good Wife, Downton Abbey o Juego de tronos. Además, la estupendísima Ruth Wilson, protagonista femenina, también tuvo la oportunidad de subir con su vestido verde a recoger el premio a mejor actriz.

theaffairPero el éxito de The Affair no se mide en Globos de Oro. Tampoco tiene demasiado que ver con su sinopsis; hombre felizmente casado y con hijos se lía con mujer casada traumatizada por la muerte de su hijo. Este amor a primera vista entre el espectador y todo lo que ocurre en Montauk – el pueblo costero dónde salta la chispa y se desarrolla gran parte de la acción – va mucho más allá.

En primer lugar, por favor, todos en pie. Es momento de hacerles la ola a Hagai Levi, Sarah Treem, Dan LeFranc, Melanie Marnich, Eric Overmyer y Kate Robin. Imagino que os estaréis preguntando quiénes son esta gente. Pues bien, estos son los seis guionistas que consiguen mantener al espectador con el culo pegado a la silla durante los cincuenta minutos que dura cada capítulo. Un guión al que no se le escapa absolutamente nada. Algo muy difícil de conseguir y más teniendo en cuenta que se cuenta la misma historia pero desde dos perspectivas distintas; la de ambos protagonistas.

Con semejante panorama, todo podría dar pie a fallos raccord, saltos de cámara, incoherencias en la trama o contradicciones varias. Pues bien, nada de eso. Con un guión impecable, una fotografía envolvente, una producción magnífica y unos protagonistas (Dominic West y Ruth Wilson) muy bien acompañados por unos potentes secundarios (Maura Tierney o Joshua Jackson, entre otros) la fórmula del éxito esta casi resuelta.

SHOW_42_34_35_1.eps

La guinda del pastel la pone la forma de contarlo. Éxito por partida doble si además la sinopsis no tiene nada de original. Sin embargo, no hay capítulo que te deje indiferente. Al final de esos cincuenta minutos has sentido – como mínimo una vez- odio, pena, empatía o rabia por alguno de los personajes que se mueven en la pantalla. El director y creador Hagai Levi, no tiene ningún reparo en coger los mandos y conseguir que a todos se nos pongan los pelos de punta desde que comienza a sonar la intro.

En definitiva, una serie con garra y pasión por los cuatro costados. Una montaña rusa de la que te costará bajarte sin haberte mareado. Una forma completamente distinta de hablar de infidelidades. Un laberinto en la búsqueda del malo de la película, si es que lo hay.

Y ahora, tú que puedes, ponte el piloto.

Y disfruta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Estamos realizando tareas de mantenimiento, por lo que puede ser que te aparezca algún error al visualizar la página.

Te pedimos disculpas de antemano y agradecemos tu comprensión.