enero 26, 2022

Duelo de titanes: Iván Ferreiro y Leiva en el Música en Grande

Acudimos puntuales a nuestra cita con el Música en Grande que, como ya os hemos venido contando, tiene lugar durante la Semana Grande de Santander en el recinto de la Campa de la Magdalena. Esa noche nos esperaban los cántabros LaChica & LaGrande, el duelo de titanes entre Iván Ferreiro y Leiva y como cierre estrella de la noche The Zombie Kids.

Con gran puntualidad salen a escena los torrelaveguenses LaChica & LaGrande, a quienes ya os presentamos hace unas semanas y que descubrimos sobre ese mismo escenario hace ya cuatro años. Aunque a estas horas de la noche la afluencia de público no era muy grande, estos chicos no se quedaron cortos y ofrecieron un concierto a la altura de sus fieles seguidores y dispuestos a hacer pasar un buen rato a los que ya se encontraban aferrados a primera fila para disfrutar de los cabezas de cartel de la noche. Con su flamante nuevo EP titulado «Esto No Es Indie» dieron rienda suelta a su repertorio donde pudimos disfrutar de temas como ‘Catálogo’, ‘Superluna’, ‘TV’ o ‘Esto No Es Indie’, la canción que da nombre al disco y que fue coreada por muchos de los allí presentes. Sin duda uno de los momentos álgidos se vivieron con ‘Cuando Haya Un Final’ de su anterior trabajo «Un Lugar Pequeño» y cuyos «nanana» fueron seguidos fielmente por los que se encontraban asistiendo al concierto. El cierre de oro para un concierto brillante vino acompañado de una preciosa puesta de sol mientras sonaba ‘Gestalt’ uno de los temas más aclamados por sus seguidores.

Poco a poco la gente empieza a llegar al recinto y cuando nos alejamos un poco del escenario vamos sorteando a decenas de personas que estaban tan ricamente sentados sobre el césped escuchando el concierto de los cántabros. La gente se empieza a acumular en primeras filas a la espera de Iván Ferreiro quien se hace derogar y comienza su concierto con un retraso de unos 20 minutos. Nos traslada a ‘Casa’ y no tardan en empezar las pequeñas pullitas con Leiva que serán una constante durante su actuación. «¡Parece que atraemos más público que Leiva!» comienza a decir Iván entre canción y canción que suscita las risas del público. Asistimos a un recorrido por la discografía de Iván Ferreiro como ‘Extrema Pobreza’, ‘Tupolev’ o ‘El Viaje de Chihiro’ durante el cual el público aún no se mostraba del todo receptivo y más bien frío. Tampoco estamos pidiendo que se pongan a hacer pogos porque sabemos que la música no pega, pero no sé, un poco de emoción no venía mal. Avanza el concierto e Iván Ferreiro no pierde la oportunidad de seguir con las pullas con Leiva «¡De momento vamos ganando la liga y aún tengo alguna guardada!«. El público empieza a ser más receptivo y con temas como ‘El Pensamiento Circular’ asistimos a una gran ovación del público; aunque sin duda el momento estrella llega con ‘Años 80’ que es coreada a todo pulmón. La gente aprovecha un parón entre tema y tema para pedir a gritos ‘Turnedo’ a lo que Iván vuelve a hacer referencia a Leiva diciendo que no la va a tocar porque quiere luchar limpiamente pero obviamente eso no iba a ser así y comienzan a sonar las primeras notas de ‘Turnedo’ con la que se despiden del público santanderino.

Pasada la medianoche ya podemos ver cómo montan el escenario que acompaña a Leiva en su gira, unos impresionantes focos que darán mucho juego durante todo su concierto. Mientras esperamos a que arranque el concierto, nos ponemos a divagar sobre algunas cosas del festival que nos hacen chirriar los dientes. Por una parte las interminables colas para acceder a los baños, que ya es un trending topic en los conciertos de la Campa de la Magdalena sea en este o en otro festivales hermanos. Entendemos que a la «hora punta» haya colas, pero ya llega a niveles insoportables y más aún teniendo en cuenta que el recinto no se encontraba ni mucho menos en sus topes. Por otra parte el hecho de que las primeras filas sean únicamente para la gente que ha pagado entrada vip -o hayan sido invitados- mientras el público general se encuentra en una segunda barrera bastante alejada del escenario. Entiendo la explicación de: «Es que si han pagado más pues habrá que darles ciertos beneficios» pero también tenemos que comprender que el hecho de que exista una zona vip prácticamente vacía durante las actuaciones no solo afea la panorámica sino que enfría mucho la conexión entre los artistas y el público.

Dejando a un lado las quejas continuamos con Leiva, empezó dando un repaso por su trabajo más reciente «Monstruos» con temas como ‘El Último Incendio’ o ‘La Lluvia En Los Zapatos’ y ‘Guerra Mundial’ sumada al clasicazo ‘Animales’ momento que aprovechó para dar las gracias a los asistentes por haber acudido a verles en directo. Y como ya veníamos contando con Iván Ferreiro, Leiva no quiso ser menos y continuó con el pique de una manera algo brusca (aunque sea todo de bromis) diciendo que «Habían venido a aplastar la cabeza a Iván Ferreiro«. Siguieron temas como ‘Palomas’ o ‘Sweet Sixteen’ dando paso a uno de los momentazos del concierto y donde por fin pudimos presenciar el duelo cara a cara durante la interpretación de ‘Eme’, momento en el que Iván Ferreiro saltó de manera fugaz al escenario para interpretar parte de la canción. El concierto seguía su cauce y tras la interpretación de temas como ‘Ciencia Ficción’ llegó -ahora sí- el momento de presentar a su rival de manera «oficial» donde le ofreció la posibilidad de aceptar su derrota a lo que Iván le replicó que estaba claro que tenía que salir él para salvar su show. Juntos interpretaron ‘Crímenes Perfectos’ de Andrés Calamaro sin duda uno de los momentos más mágicos de la noche. Para la recta final de su actuación, Leiva y los suyos eligieron ‘Estrella Polar’ y ‘Sincericidio’ y para cerrar, como no podía ser de otra forma, la elegida fue ‘Lady Madrid’.

Aún quedaban por salir a escena los responsables de cerrar la noche, The Zombie Kids, pero la que escribe estas líneas en el fondo es una señora de 70 años atrapada en el cuerpo de una veinteañera y una contractura en la espalda que me llevaba matando todo el día. Así que como buenamente pude me fui arrastrando y dejando atrás a los valientes que estaban dispuestos a disfrutar de los madrileños sobre el escenario. De hecho, el festival ofrece la posibilidad de comprar «entrada golfa» es decir, que se accede al recinto de madrugada así que en mi huida muchos eran los que entraban al recinto. Unos vienen y otros van. En resumen, disfrutamos de la música y se agradece cuando ves movimiento cultural y la respuesta de la gente con este tipo de iniciativas en Santander.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.