enero 26, 2022

Sonidos Hipstéricos: st. alex son rock de tintes folk en una mezcla ecléctica e interesante

En este mundo cargado de música, de vez en cuando toca escarbar y desentramar la escena para encontrar nombres interesantes. Os voy a ahorrar todo ese trabajo para traeros un pequeño descubrimiento, así, directamente, gracias a esta santa sección bautizada como Sonidos Hipstéricos. Luego me lo agradeceréis, pero ahora vamos a hablar un rato de st. alex.

Para hablar del sonido del grupo liderado por Pablo Luque, mastermind de st. alex y hombre del que fluyen los temas y las composiciones del grupo, se nos ofrece una etiqueta: post-folk-rock. ¿Qué es? Un intento de describir el sonido que conforma su trabajo de presentación Fingers Crossed/Square Onepero sin hacerte demasiado spoiler.  Es decir, te dan una indicación para hacerte una idea de lo que vas a encontrar, pero te dejan la puerta abierta para que tú mismo los descubras. Por un lado sabes que vas a encontrar las guitarras eléctricas y el gancho de la música rock, por otro vas a encontrar la suavidad de la guitarra acústica esbozando melodías ligeras, y por último, todo esto va a estar bañado por el factor de la originalidad y el alejarse de los cánones sonoros habituales, de ahí ese “post”.

st_alex_grupal

Pero si nos ponemos a concretar citando algunos ejemplos, en su sonido hay algo del Neuman menos caótico de “If”; esto es, cuando esboza melodías más tranquilas y concretas. Concreción es una buena palabra para describir la música de st. alex pensándolo bien. Hay poco lugar para la disertación. Las sorpresas que tengan que venir llegarán a lo largo de la estructura del tema, no se van por las ramas esbozando entramados complicados que cuesta entenderlos.

Este es un proyecto que nace en Sevilla siendo una apuesta de Pablo en la música a nivel solitario: él y su guitarra acústica. Llegará ese primer EP, Square One, grabado con la inestimable ayuda de ese tándem que es Martí Perarnau y Ramiro Nieto, que le ayudará a concretar su sonido en melodías en las que la vena acústica queda algo sepultada bajo capas de guitarrazos y energía. A continuación llegó un Fingers Crossedde canciones propiamente producidas por Pablo. Pero st. alex, a pesar de contar con un sonido de estudio pleno, en directo quedaba algo cojo con la vena acústica. Entonces llega 2016 y se involucran en la banda Fran Cózar y Gonzalo López, batería y bajo respectivamente. Ahora, con una formación completa y un trabajo arreglado en formato banda, st. alex ha tomado un camino serio que esperan seguir para llegar alto, y desde aquí apostamos por ellos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.