mayo 23, 2024

Kacy Hill presenta «Bug»

El cuarto álbum de Kacy Hill, «Bug«, nos sumerge en un mundo musical de humildad y organicidad, inspirado en la tierra, el disco nació mientras Hill cuidaba el jardín de su casa. Este disco se despliega como un insecto y se mece como hojas en el viento, listo para musicalizar noches a la luz de las velas y picnics primaverales. Sin embargo, las suaves voces de Hill y los arreglos delicados son engañosos: aunque el álbum establece un ambiente onírico y pausado, está impregnado de ansiedad e inseguridades, emociones que nos hablan del cambio y esa incertidumbre que trae.

El álbum comienza con ‘No One‘ y establece el escenario de inmediato con la línea de apertura de Hill: ‘I’ll be in the garden‘. La canción es folk cargada de guitarras acústicas y una batería que lo inunda todo al igual que el bajo, y Hill resume las dudas que impregnan las siguientes diez pistas: «And I’ve got more than I wanted / Will it ever be enough?» En su último álbum, «Simple, Sweet, and Smiling» de 2021, Hill canta: «Wanna be your sunlight / I wanna be your good side / I couldn’t wait«. Sonaba reservada y delicada entonces, incluso cuando sus palabras eran resueltas. En el estribillo final de ‘No One‘, sus dudas aparecen cada vez que intenta tranquilizarse a sí misma: «I’d like to stay / Will it ever be enough / Just this way / There’s always someone better«. A pesar de todo este autoconvencimiento, Hill está tranquila. Está acostumbrada a este tipo de cuestionamientos; esto no es una anomalía, simplemente es un día promedio trabajando en el jardín.

«Bug» vuelve a estas dudas una y otra vez. ‘Damn’ se dirige a un hombre que no puede estar a la altura de las expectativas que ha creado para sí mismo: «Damn, I wish you’d wanna / Be the man I thought that you were gonna«. Hill no está impresionada. Las guitarras estilo Rostam en la canción aumentan su frustración más que sus vocales, hasta que finalmente suelta una nota alta en el puente. Aunque está decepcionada con el hombre, sus dudas inevitablemente regresan a ella misma: «You can’t think too far ahead / But that’s all I do, is that so bad?» En ‘You Know I Love You Still‘, con un estilo similar a HAIM, Hill lucha con sus metas en la industria musical. Hay más preguntas y más autoconvencimiento: «But just for now / Can I silence intuition?» Es una de las pocas canciones en «Bug» que llega a una conclusión: supera todas esas dudas y aún así hace canciones: «Give it one more try ‘cause / The heartbreak’s half the thrill«. Ambas canciones son suaves y relajadas, no complican ni amplían la composición de canciones de Hill. En cambio, están enfocadas en establecer el tono.

El álbum alcanza su mejor momento cuando trae su incomodidad a la superficie. ‘My Day Off‘, un dúo con Marcus Brown, quien graba bajo el alias Nourished by Time, sacude la calma soleada de ‘Frog Rinse‘ con un bajo espinoso y acordes de piano más robustos. La producción de Jim-E-Stack está llena de guitarras nervudas y sutiles sintetizadores de bajo. Es a la vez nostálgico e inquietante. Cuando Hill vuelve a los mismos temas, su comodidad y claustrofobia simultáneas en una relación, suenan más densos y complicados en esta producción enredada. El tono de Hill contrasta con el barítono de Brown, mientras cantan el mejor estribillo del álbum: «I can’t keep loving you more than me«.

Here I Am‘ cuenta con la producción de Sega Bodega, el productor radicado en Londres más conocido por su trabajo con Shygirl, EARTHEATER y FKA twigs. Fragmenta la voz de Hill, la huele hasta que escuchas todo el aire pasando, y la comprime en su propio patrón de sintetizador serpenteante. Con sus atmósferas y beats de club difuminados, ‘Here I Am‘ aporta algo de melodrama para romper la monotonía de «Bug«. Es un giro de color y textura en medio del pop sin adornos y folclórico del álbum.

«Bug» de Kacy Hill es un álbum que refleja las ansiedades y las dudas de mantenerse estático en la vida. A través de su música, Hill explora temas de autoconfianza, relaciones personales y las luchas internas que enfrentamos. El disco que combina elementos de folk, pop y electrónica para crear un ambiente melancólico pero esperanzador. Las letras son introspectivas y honestas, mientras que la producción es variada y emocionante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *