mayo 26, 2024

El Último Vecino, «Con ‘Riqui’ no pretendemos mostrar nada nuevo, solo hacer un disco con canciones buenas»

Hace unos días El Último Vecino presentaba «Riqui«, su nuevo álbum. Un trabajo el que se aprecia una madurez y evolución en su sonido. A diferencia de trabajos previos, este álbum presenta un sonido más homogéneo, producto de la intención de crear un disco sin elementos superfluos, priorizando la calidad de las canciones.

Gerard Alegre conversó con nosotros sobre este trabajo discográfico, donde destaca la cohesión sonora, la crudeza emocional en las letras y la búsqueda de la autenticidad. «Riqui» confirma el talento y la evolución de El Último Vecino, consolidándolos como una de las bandas más relevantes del panorama musical independiente español.

Pregunta – Hola Gerard, bienvenido. Estás presentando “Riqui”, un trabajo en el que percibimos un
salto cualitativo en la trayectoria de El Último Vecino. ¿Cómo describirías este álbum en comparación con sus trabajos anteriores? ¿Qué elementos destacan en esa comparación?

Respuesta – Hola! Justamente estaba hablando esta mañana con InnerCut y realmente vemos que con este disco no pretendemos mostrar nada nuevo, solo hacer un disco con canciones buenas, pero me alegro que veas un salto cualitativo, eso es que las canciones están muy bien entonces 🙂

P. – En “Riqui” encontramos un sonido más cohesivo y uniforme en comparación con álbumes previos. ¿Qué te motivó a tomar esta dirección? ¿Qué rol jugó la colaboración con Adrià Domenech (InnerCut) en esta propuesta?

R. – Adrià me ayudó desde el principio a elegir las mejores ideas en las que trabajar. Queríamos que fuera un disco muy uniforme, que no hubiera cosas extrañas, las mejores canciones de El Último Vecino sin adornos.

P. – Cada canción de este trabajo parece formar parte de una historia más grande. ¿Existió la intención de crear un álbum conceptual? ¿Cómo se conecta cada tema para construir una narrativa general sin perder su identidad individual?

R. – Supongo que la única respuesta posible a esta pregunta es que desde el principio nos pusimos la norma de que teníamos que hacer este disco de una manera rápida, de este manera quedaría uniforme y no nos daríamos tiempo a divagar y enredar los temas.

P. – “Riqui” llega tras el aclamado “Juro y Prometo” ¿Sientes alguna presión o expectativa particular por este nuevo lanzamiento?

R. – La verdad es que no. No porque como digo con este disco no pretendemos nada más que haber hecho un disco auténtico, bonito y emocional. Ya habrá tiempo de experimentar e innovar.

P. – Las letras de este álbum se caracterizan por su crudeza emocional. ¿Qué te inspira a escribir sobre temas tan personales? ¿Cómo esperas que las personas se conecten con las historias que narras en tus canciones?

R. – Con las letras la verdad es que no pienso ni planteo nada. Así como con la música si que tengo un mínimo poder de decisión en cuanto hacia donde quiero que vayan, las letras salen solas y no se de que manera.

P. – La industria musical ha cambiado radicalmente con la llegada del streaming. ¿Cómo ha afectado esto a tu forma de componer música? ¿Consideras que el streaming ha democratizado el acceso a la música o ha creado nuevas barreras para los artistas independientes?

R. – Te diría que incluso a mi me ha afectado en cuanto a que al sacar un álbum no se muy bien en que centrarme a la hora de sacarlo a la luz; me refiero a que el día que salió «Riqui» no tenía idea de que canción compartir, había 10 opciones e iba un poco perdido porque el streaming me da la sensación de que pide más singles.

P. – Los festivales de música se han convertido en una parte importante de la escena musical en España. ¿Qué opinas sobre el impacto de los festivales en la cultura? ¿Consideras que ofrecen una plataforma justa para que los artistas emergentes den a conocer su música o tan solo los usan para completar sus carteles?

R. – No se muy bien que opinar sobre los festivales.

Todos queremos estar ahí creo y a la vez son un gran generador de desilusión porque cuando salen carteles y no estás allí te sientes frustrado y piensas que ya no estás en la onda. Esa es la parte peligrosa.

La parte buena es que te ve mucha gente y que puedes seguir la fiesta después de tocar, porque normalmente cuando tocas en sala después de tocar lo que tienes que hacer es recoger y viajar.

P. – Para finalizar, ¿qué significa El Último Vecino para ti? ¿Cómo ha evolucionado el significado de este nombre a lo largo de los años y con cada nuevo álbum?

R. – El último vecino soy yo, se mantiene conmigo mientras no cambio y cambiará conmigo cuando cambie. Quizás es un buen momento para contar que hace 11 años cuando le puse el nombre al proyecto le iba a llamar “El nuevo vecino” pero un minuto antes de entregar la portada del disco lo cambié a “El último vecino”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *