junio 13, 2024

El temporal no pudo con la comedia: Jeje, de Iggy Rubín

El cómico madrileño llenó la Sala Sinatra con un repaso a su carrera, las polémicas y sus propios ideales.

Nunca estoy seguro de llegar a los sitios. Estoy aquí de milagro” Así empezaba Iggy Rubín su show de casi dos horas en la sala Sinatra. El temporal casi no permite que aterrice su avión en Peinador, pero casi como un reflejo de su carrera en la comedia, el cómico y guionista consiguió llegar en tiempo récord a la ciudad y actuar ante un clarísimo lleno. “Me preguntaban en la sala si creía que el temporal iba a afectar a las entradas. ¿La sala tiene techo? Entonces vamos muy bien”.

Iggy Rubín es un cómico profesional y sobre todo un amante del stand up, y así lo demostró ayer con su show Jeje, en el que además de exclamar su habitual God save the Comedy navegó por diferentes estilos de humor que no dejaron indiferente a nadie. Su incursión en la comedia más nicho atrajo a público “especializado”, mientras que años frente a los micrófonos de programas como Yu, no te pierdas nada o Cuerpos Especiales (y, en guion, en Late Motiv de Buenafuente o La Resistencia de Broncano) aseguró la presencia de los amantes de la risa en general.

Tras una intro moderna con imágenes en power point se tiró de lleno a abrir el melón que, seguramente, muchos de los asistentes estaban esperando: el chiste de Ortega Lara que le costó una denuncia penal y le puso en el ojo público hace unos cinco años. Tampoco entró a la cárcel “de milagro”, pues aprovechó para comentar, desde el prisma del humor, diferentes ideas sobre la religión, los Abogados Cristianos, su propia familia…

Humor negro, temas como la gestación subrogada, la muerte, la política o la inmigración se unieron en más de hora y media que terminó con anécdotas secretas del mundo del espectáculo: “Esta parte no la grabes, que te quito el móvil”. No hubo frase sin chiste. Una lluvia de remates que poco tenía que envidiar a la borrasca que sonaba en el exterior.

Vigo recibió así por primera vez a Iggy Rubín en solitario, y visto el recibimiento, tampoco será la última. God save the Comedy!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *