abril 19, 2024

¿Prepotencia o marketing tras el odio público en la industria musical?

No sólo Hollywood vive de dramas; la industria de la música nos proporciona muchas veces escenas dignas de ‘Chicas Malas’. El odio que existe entre artistas no se queda en privado y a lo largo de los años hemos visto cómo el mundo de las celebrities ha temblado en su sección musical: Miley Cyrus vs. Nicki Minaj, Madonna vs. Elton John, Iggy Azalea vs. Azealia Banks son algunos de los efrentamientos que han estado hasta en la sopa.

Marketing, prepotencia, ego… ¿qué hay detrás de todo este circo? Probablemente un poco de todo.

Una noche de septiembre de 2009, Taylor Swift subía al escenario a recoger su MTV VMA al mejor videoclip femenino. Segundos después, el rapero Kanye West interrumpía su discurso para reclamar que el premio se lo merecía Beyoncé por su éxito ‘Single Ladies‘. La joven de 19 años quedaba estupefacta ante un hombre de 32 que le arrebataba su momento. Así fue como comenzó una de las disputas públicas más polémicas y con más altibajos de la industria musical.

0117 años después, el tema ha vuelto a los medios con el lanzamiento de ‘Famous‘. En su nueva canción, West proclama que tendría la oportunidad de acostarse con la cantante si quisiera ya que al fin y al cabo «yo hice a esa zorra famosa».

Estamos acostumbrados a sus frases prepotentes en su Twitter pero esto ya es pasarse de la ralla. No solo está intentando acreditarse su trabajo y esfuerzo sino que insinúa que en tal caso, ella debería devolverle el favor en forma de relaciones sexuales. Por supuesto, el alto contenido sexista de la letra no ha pasado desapercibido y todos los medios se han hecho eco de la noticia.

Indudablemente toda la situación le ha dado una gran publicidad a su nuevo álbum. ¿Casualidad? Dicen que no existe tal cosa como la mala publicidad. ¿Podría ser todo esto una forma más de marketing? ¿O se debe al gran ego de West? Sea cual sea, ha sido el mejor parado de todo el embrollo. Pero eso se debe al doble rasero de la sociedad y a la moda de odiar a Taylor Swift hasta por respirar.

Twitter se ha convertido en anfitrión de polémicas. Lo que para nosotros es una herramienta social como cualquier otra, estoy segura que para muchos publicistas es un quebradero de cabeza. Muchos artistas no dudan a la hora de compartir sus opiniones sobre compañeros de oficio. O exparejas.


calvin-harrisCalvin Harris
, quien estuvo saliendo con Taylor Swift hasta hace unos meses, tuvo su rabieta en la red social. Un minuto confirmaba que ella había co-escrito su último single ‘This Is What You Came For‘, y al siguiente la acusaba de querer acabar con él. Quizás estaba en pleno berrinche porque Taylor ha pasado página, aunque la verdad es que algo de publicidad no le viene mal a nadie.

Pero el premio al ‘Mal Gusto del Año’ se lo llevan definitivamente Sun Kil Moon y Jesu gracias a su última colaboración. ‘He’s Bad‘ es una de las canciones de su último disco en la que enumeran las razones por las que no les gusta Michael Jackson. No solo eso, sino que también se alegran de su muerte: “He’s bad, and he’s dead and I’m glad. He’s dead, and to me it ain’t that fuckin’ sad.” (Él es malo y está muerto y me alegro. Está muerto y para mí eso no es tan triste). De nuevo, ¿estrategia para publicitar su nuevo álbum o simplemente falta de respeto?

Está claro que no sabremos qué se esconde tras todos estos numeritos en una industria que parece tan oscura como la que más pero eso no detiene la especulación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *