junio 20, 2024

Hablamos con Full: «La Tercera Guerra Mundial es a nivel de conciencia, de actitudes»

El aquí presente conoció a Full por casualidad en el evento de presentación del festival Ojeando. El grupo sevillano tuvo a bien hacer un set en acústico con el que consiguieron llamarme la atención por la energía que destilaban y las buenas vibraciones que transmitían en unas composiciones que desnudaron al máximo, deshaciéndose de cualquier artificio que sonase en la versión de estudio para traer eso, la canción desnuda, la canción pura en definitiva. Cuando me ofrecieron entrevistar al cantante, Javi, no lo dudé ni un segundo; quería saber que más tenían que ofrecer aprovechando el lanzamiento de su segundo álbum «Tercera Guerra Mundial». Aquí la conversación que mantuve.

(Pregunta) – Abrís vuestro álbum con ‘Alabama’, un buen tema pegadizo. Ahora parece que está de moda dedicar canciones y álbumes a ciudades americanas, como el caso de Miss Caffeina y ‘Detroit’. ¿Qué le veis a Alabama para dedicarle una canción y cómo casa la letra y el concepto?

(Respuesta) – La letra habla de lo que puede pasar, lo que ha podido pasar y lo que no ha podido pasar. Habla de una persona que se despierta en un sitio (casa, hotel…), porque la noche anterior perdió el conocimiento por X sustancia, no se entran en detalles, es una canción completamente abierta. No sé sabe si esa persona lo ha destrozado todo, o si todo estaba mal… Me gustaba el concepto de la habitación de hotel. La canción va con un groove más rock/soul, y luego hay palabras que tienen mucha sonoridad, y nos fijamos en eso al hacer canciones.

Buscamos la palabra que mejor sonoridad tiene para el concepto y la melodía. Y ‘Alabama’ nos parecía que tenía sonoridad, que encajaba en la melodía…  Es una palabra que tenía sonoridad aún siendo un nombre nada más.

(P.) – En la producción del disco habéis contado con Ángel Luján, que ha producido para artistas como Anni B Sweet o Xoel López, su reciente “Paramales”. ¿Qué aportó Luján al disco y cómo es traerse a un productor que ha colaborado con cantautores a territorios más rockeros?

(R.) – Ya estuvo de productor en nuestro primer disco y por eso decidimos que siguiese siendo él. Él ha trabajado con bandas además de cantautores, y al saber dominar la música de autor que es más particular como puede ser Xoel, sabe trabajar bien las canciones desde la raíz, la canción pura a guitarra y voz. Eso es algo que buscamos mucho, que la canción solamente con la voz y un instrumento ya valga. Él ha sabido captar todo eso y sacar lo mejor de nosotros a día de hoy y todo eso se refleja: el respeto a la canción, sacar los mejores puntos de cada uno…

(P.) – ¿Cómo ha sido pasar de un rock más directo y simple como fue el de vuestro primer disco a un estilo más arriesgado e incluso sensual en ocasiones?

(R.) – Era lo que buscábamos también, se tenía que notar cierta madurez, evolución, intención. Las canciones de ‘Mi Primer Atracoa lo mejor eran más rectas a nivel instrumental, pero según cada parte merecían las nuevas canciones unas cosas u otras, queríamos reinventarnos, romper con esa estructura más genérica del primer disco.

full_cuerpo2

(P.) – ¿Cómo fue el proceso de composición de este álbum?

(R.) – Al principio pensamos que no había temas suficientes, después que sí, y después vinieron más temas todavía (Risas) El proceso de composición no acabó hasta el momento de grabación. Muchas letras se terminaron en el mismo estudio, incluso había letras que componía mientras grababa la letra de otro tema. Aprovechamos el tiempo al máximo porque había que terminar eso como fuese.

En cuanto a alguna anécdota, podríamos decir que cuando estábamos grabando la voz de Desconectados, la entrada en el primer estribillo no tiene el tempo de la estrofa, es algo lioso, había que cortar, poner una entrada aparte para ver cuando entraba el estribillo. Se dedicaron a moverme la entrada, Venga, inténtalo sin entrada y claro, eso era algo horrible. Pegaba un grito y no había terminado o entraba super tarde. En la cabina todo el mundo descojonándose de ti pero vamos, yo el primero (Risas).

(P.) – ¿Qué música escuchas ahora que puede haber influenciado el disco? Escucho algunos sintetizadores que me recuerdan a Supersubmarina, la parte vocal algo a Vetusta Morla…

(R.) – Los grupos que has dicho no es que los esté escuchando actualmente. Me gustan y tal pero lo que más influenciado ha podido ser rock británico y cierta psicodelia. Queríamos usar sintetizadores porque todo evolucionado y creemos que es una maravilla de instrumento porque tienen muchas posibilidades y se pueden conseguir muchas sensibilidades y efectos.

Actualmente escucho mucho a Silvia Pérez Cruz, Jack White… Lo que va saliendo, de todo un poco. No soy de grupos ni de canciones.

(P.) – ¿Tiendes a personificarte en tus propias letras?

(R.) – En este disco he plasmado más mi opinión, pero no hay nada contado en primera persona. Queríamos tratar situaciones y actitudes. Al final lo que se refleja es mi visión directa. En cualquier canción siempre tiene que salir la visión del autor en algún momento. Cuando creo que he tenido alguna vivencia interesante sí he tirado de ahí aunque no la haya contado tal cual.

(P.) – Quería preguntarte por tres canciones y tres versos que me han llamado la atención. En primer lugar en ‘Aullando’ que os permitís hacer una crítica a la política (“Sueña el gusano con ser mariposa, será en otra dimensión, con mucho aquí serás con suerte presidente o senador”). ¿Cómo surgió esta crítica tan directa teniendo en cuenta que en vuestro anterior álbum hablabais más de amor?

(R.) – Por la búsqueda de la actitud. Estamos acostumbrados a que nos hagan las cosas por nosotros. A lo mejor los que ahora hacen estas cosas no son las mejores que deberíamos tener. Pensamos que era una actitud más de la que hablar en el disco, y pensamos que alguna puntillita se la tenía que llevar el sector político.

(P.) – En ‘Desconectados’  dices “Qué es real y qué es ficción, que es rutina o devoción, que no será un soldado en Afganistán”. ¿Esto es algo de la “tercera guerra mundial” o es otro tema?

(R.) – Es otro tema realmente. Esta canción habla de cómo vivimos, de la manipulación de las comunicaciones. Por ejemplo, ¿qué sabes de Canadá si no has ido nunca? Pues sabes lo que has leído, lo que te han contado, y en base a eso creas tu mundo. Habla sobre eso, sobre cómo estamos desconectados por la cantidad de información y ya no sabes qué te gusta ni cuánto te gusta ni por qué te gusta. En la Guerra de Afganistán, ¿qué es realmente un soldado allí? ¿Va por ayuda humanitaria? ¿Cuál es el verdadero motivo por el que está allí?

(P.) – ¿Podría ser que hile en cuanto temática con ‘Gravedad’ con eso de “nos olvidamos conectados en redes artificiales…nos inventamos realidades…tú y tu ombligo dormiréis divinamente…”, es una relación centrándose más en las redes sociales propiamente?

(R.) – Una de las cosas a las que se refiere «redes artificiales» es a las redes sociales, que son muy buenas, pero todo en exceso es mala. No habla solo de eso, al final es el concepto de vida, es un ingrediente más en la vida. Al final conforma lo que vas haciendo y las cosas que te pasan. No tiene por qué ser una red social, puede ser tu grupo de personas que piensa como tú y acabas estableciendo un ghetto. El mundo es como tú lo piensas porque así lo piensan también los que te rodean y no hay nada más.

(P.) – Ahora os encontráis de gira presentando por salas: Madrid, Málaga… También por festivales, confirmados para el Ojeando y más recientemente para el Granada Sound. ¿Qué podremos ver en vuestra puesta en escena?

(R.) – En esos conciertos va a haber un Full lleno de energía y con muchas ganas. Habiendo nuevo disco recién sacado, tenemos unas ganas enormes. Habrá repaso del primer disco también, pero del segundo sobre todo. En algún sitio habrá alguna colaboración que estamos viendo… El Ojeando es un festival que me llama mucho la atención por el sitio y por el lugar donde es. Es como el Sonorama, que todo suma y lo hace un festival más entrañable.

full_cuerpo1

(P.) – ¿Cómo es la escena musical en Sevilla y qué diferencias encuentras con respecto al resto del país?

(R.) – Sevilla es una ciudad que tiene mucho movimiento. De ahí ha salido grupos de rock muy importantes. De ahí eran The Storms, la única banda española que teloneó a Queen. Sevilla pensamos que es una ciudad que hay que tener más en cuenta. Tiene muchas etiquetas sobre todo por el folclore, que por supuesto lo hay, y muy bueno, y con ello de la mano muchas fusiones. De ahí salió Mala, Pony Bravo, Señor Chinarro… Hay muchísima gente y muchísima música que merece la pena. Cuando te adentras de verdad y no te quedas en tu sector musical aprendes y ves que pasan muchas cosas.

(P.) – En este disco exploráis un estilo donde en ocasiones jugáis con la agresividad, tanto lírica como melódica. ¿Aquí está es “tercera guerra mundial”? ¿Cuál es la verdadera referencia? ¿Cuál fue el punto de partida de todo este concepto del álbum?

(R.) – En rasgos generales, la banda cuando compone hace melodías que no importa si son dulces o no, eso ya depende de la interpretación. Lo importante es que sepa entrar y te lleve de paseo, pero con garra e intensidades. Con ética en definitiva. La tercera guerra mundial para nosotros es una guerra a nivel de conciencia, global, por diferentes actitudes y situaciones en la vida de las que se habla en los temas. Hay un tema que se llama ‘Tercera Guerra Mundial, pero se habla de la actitud que nos lleva a estar enfrentados todos con todos. Evidentemente y al margen de esto, si el primer disco fue un “atraco” y el siguiente queríamos que fuese algo más grande…

(P.) – Si empezasteis con un atraco y ahora vais a la guerra, ¿qué nos queda esperar para el próximo álbum?

(R.) – (Risas) Esperemos que en el siguiente nos relajemos, que como nos sigamos subiendo y nos pasemos va a ser malo para todo el mundo. De momento queremos disfrutar de lo que hemos lanzado, y del siguiente queremos lo mismo. Seguir disfrutando y experimentar una evolución, saber que estamos yendo a algún sitio y saber que estamos aportando. Porque al final tú haces canciones, pero van para unas personas que están al otro lado y te has ido ganando poco a poco. Es como todo, el amor del que dices “te quiero dar un poco más”. Todo lo que te hace ser mejor cada día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *