abril 14, 2024

Madrid se sube a La Vuelta al Mundo de Txarango

Txarango regresó a la capital, motivo más que suficiente para que me acercara la noche del jueves pasado a la mítica Sala Joy Eslava. Era mi primera vez y he decidido que repetiré las próximas veces.

El conjunto del grupo catalán hacía una parada por la capital dentro de su gira «La Vuelta al Mundo», para presentarnos su segundo disco publicado, Som Riu, con el cuál arrasaron en los Premios de la Música Catalana en el pasado mes de Febrero. 
Con las primeras notas de la trompeta de Jordi en la canción ‘Músic de Carrer’ todos los componentes nos dieron la bienvenida sobre el escenario, y al público ya se le contagió el buenrollismo que desprenden estos chicos.
Algunas de las canciones de su primer disco también tuvieron cabida en este directo: ‘Sueña como un Niño’ era la primera que se coló por todas las gargantas de los allí presentes. Al ser la primera en castellano, toda la sala comenzó a tararearla, aunque previamente el grupo, dirigiéndose directamente al público, nos preguntara «¿¡Quiénes de vosotros sois catalanes!?». Y es que, como ya sabéis, la mayor parte de las canciones son en catalán. 
Alguer Miquel, vocalista, quiso compartir con todos varias experiencias de lucha social que había experimentado. Una de las más emocionantes fue, sin duda, la de su viaje a Senegal, el viaje pendiente que tenían en África. También nos habló de sus protestas (en forma de canciones) ante la explotación comercial y turística que está sufriendo Barcelona en los últimos años, perdiendo la esencia de cómo la conocieron ellos.
Y a pesar de que nos engancharan todas sus historias, su música lo hizo aún más. Con ‘La Vuelta al Mundo’, le dimos muchos «dales» a muchas cosas, pero sobre todo a la cintura a base de bailes. Y con ‘Arriba la Nit’ nos invitaban a que les ayudásemos en los coros («arriba la nit» nosotros, «arriba a la ciutat» vosotros; «sóc menys pallasso que ahir» nosotros, «no vull fer-me gran» vosotros). Parecía sencillo, pero no. 
El momento clave de la noche vino en ‘Som un Riu’, o eso debió pensar el espontáneo que se coló entre el público hasta llegar arriba del escenario, para mover sus brazos frenéticamente como señal de victoria, incluso permitiéndose el lujo de acercarse a Marcel ‘Tito’ para felicitarle la noche. 
‘Vola’ era «la última canción de la noche» antes de que viniera el primer de mis queridos y odiosos bises. Ante el multitudinario reclamo de la gente por que volvieran, el grupo no nos hizo esperar y las trompetas y el saxo se hicieron notar en ‘Amagada Primavera’. Pero fue con ‘En Caravana’ cuando  se produjo el mayor pogo de toda la actuación. Creo que vi a varias chicas intentar agarrarse a las barandillas para que la marea de gente no se las llevaran. 
La gente ya la había reclamado en los dos bises que hubo, pero ‘La Dansa del Vestit’ no se escuchó hasta el final del concierto. Esta dulce y melódica canción, por la cual les conocí, ponía el broche final de oro a la fiesta que nos habían ofrecido durante casi dos horas. 

Porque, ya sabemos que… ‘d’entre totes les estrelles’ ellos iban a estar con todos nosotros. 
** Fotografías realizadas por Irene (@RegalizesRojos)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *