febrero 8, 2023

Sonograma Dallasgracias a Rams y Martí.

Vale, el título me ha quedado algo forzado, lo sé, pero aún voy por el primer café de la mañana y mi sentido del humor no da para más.

Hace una semana nos escribió Dani, el batería de Sonograma, por si queríamos ir al concierto que daban el jueves (ayer) en la Costello y escribir una crónica. Challenge accepted.

Llegamos a la Costello a eso de las 21.30, que esto de las horas de los conciertos es como lo de las manifestaciones, varía mucho dependiendo de a quién le preguntes. Bien calculado, Dallasgracias (los teloneros) acaban de subirse al escenario para presentar La Increíble Historia de la Chica de Australia, su nuevo trabajo de pop-rock psicodélico y espacial, como ellos mismos lo definen. Son gallegos, se les nota en el acento y en que han dicho que han hecho muchas horas de viaje desde Vigo, pero uno de mis amigos sostiene firmemente que son portugueses porque han dicho boas noites.

Empiezan dando las gracias a Rams y a Martí, que han producido su disco, y también el de Sonograma, que tocará después. Lo harán varias veces (lo de darles las gracias), porque la noche es de ellos. Por si alguien no los conoce, Rams y Martí son músicos (The Right Ons y Mucho, respectivamente), pero desde hace tiempo se dedican paralelamente a la producción musical, motivo por el que hoy se les rinde homenaje.

Hechas las presentaciones y los agradecimientos, empieza la lluvia de canciones: El Vuelo Nocturno, Pánico y Giga y Ritual son los primeros tres temas. Para cuando llega El Chico de Australia, ya estamos comentando lo bien que suenan, y que no hace falta que vengan a buscarnos, como dicen en la canción, ya vamos nosotros hasta primera fila. Aquí es cuando pienso en que el sonido de Dallasgracias me recuerda un poco a Reikiavik, y me acuerdo de que Las Pequeñas Victorias también estaba producido por Rams y Martí. En algo tendrá que notarse, ¿no?

Dos Hojas de Invernadero y llega La Caída, canción nueva (no está en el EP), que habla sobre lo que se siente al ser rechazados por alguien. Después viene París, a donde se fueron a cambiar de etapa, a girar por salas. Vaya, París, así cualquiera pasa página tras un rechazo.

Lluvia de Cometas, de la que acaban de hacer un videoclip y Robot cierran la actuación de Dallasgracias.

Sonograma abre con Incandescente, tras lo que dan las gracias a Rams y a Martí y a Dallasg-basta.
De repente el público se ha multiplicado y ahora la sala está llena. Siguen con Prensa (canción que, como otras, sospecho que no se llama así, pero es lo que pone en el setlist) y Sacramento, la canción que pone fin al EP que lleva el mismo nombre. Alguien Más En El Espejo, Interestelar.

«Dices que no busque más en tu sistema solar. Me puede tu gravedad, me arrastra y no consigo respirar. No llevo traje espacial, ninguna seguridad. «

Y entonces pienso que esta canción le gustaría a lachicadelasalturas. Y a mí también. Con este tema me han ganado.

Noctámbula, Tormenta, Reina, Ensayo y Error. En Diciembre nos movemos un poco. Ahora nos van a pedir que les sigamos en RRSS. Lo sé porque le he hecho una foto al setlist y lo tienen apuntado (poco espacio a la espontaneidad). Si no nos seguís en redes sociales morirá un gatito. Vaya por Dios. Ventanal y llega Revolución, su último single, adelanto de lo que será su próximo disco. «Lo importante es saber esperar». Tiene sentido, porque la gente les pide un bis, y ellos, muy diplomáticamente, salen de nuevo al escenario para decir que no van a tocar más, y que gracias, y que veamos la exposición de fotos que hay en la sala, que sin duda es el mejor sitio para exponer fotos. 


Y se acaba la música y la cerveza y volvemos a casa con la sensación de haber escuchado dos grupos que nos suenan un poco a todos los grupos pero que, oye, son buenos y tienen un directo potente. Y es que al final, lo importante es disfrutar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *