febrero 8, 2023

El genio equivocado celebra un cumpleaños total


Y quien dice Subterfuge, dice El genio equivocado, que este fin de semana hará las dos semanas de celebración de su quinto aniversario. Pero vamos, que nos quejamos porque vamos de indies atormentados, pero que está pero que muy bien. Surtido ibérico de grupos de música independiente, conciertos para beber birra y mover el piececito (en el barómetro indie, esto es estar gozándoselo bastante, aclaro), y sesiones de dj para los gin tonics.

Durante cuatro días, del 14 al 17 de enero, la sala Costello de Madrid, con su nada pretencioso escenario, se convirtió gracias al talento y a la pasión de los músicos respaldados por Joan Casulleras y Rafa Piera (lo que los hace a ellos igual de talentosos y apasionados), en un gran festival. Esta vez pero, sin pulsera.

Estos son los aciertos, día a día, de un genio equivocado:

X-14 Algora+La evolución del hombre al pájaro+Algora Dj set

El encargado de abrir el festival fue Víctor Algora. Lo vimos primero como voz y guitarra de Algora y luego en el concierto de La evolución del hombre al pájaro, su nuevo proyecto musical, donde recupera el sonido electrónico abandonado en Algora.

Algora apostó más por la guitarra que por la electrónica, que se reserva para el concierto de después. Esto hizo que se mostrara más reflexivo, más íntimo y tranquilo… quizás demasiado tranquilo.
Tras hacer un repaso de sus temas más populares, Víctor nos dice que no se despide de nosotros porque vuelve encarnando a un pájaro.

Reaparece cambiando el negro de su camiseta y su gorra por una camisa blanca abierta, con estrellas azules que lo hacen más fresco y popero. Acompañándolo, un crack de los sintes, que gozándoselo en su propia fiesta, pilotando los mandos de su propia nave, adorna con sonidos electrónicos las letras pop de Víctor (te odio… te amo… te cuelgo… te llamo…). Ya lo queremos un poco más. Sobre todo cuando por fin lo vemos moverse sobre el escenario, mientras alterna guitarra eléctrica y teclado, marcándose unos revers muy locos.

Todavía sin muchos temas que presentar de La evolución del hombre al pájaro, Víctor pregunta al final de su concierto cuál queremos que repita, porque más canciones ya no tiene. Oh, vaya.

Lo peor: la flojera vital de Víctor Algora, sobre todo en Algora
Lo mejor: los bailes bustamanteros/carltianos del sinte en La evolución del hombre al pájaro

J-15 Cómo vivir en el campo+Burrito panza+Pin&Pon Djs

Las 21.45 y la sala prácticamente vacía. El dj pone temas variados de los artistas de El genio equivocado. Otra vez suena Algora… ¿Dónde están los chicos de CVEEC?

Cinco minutos después la melena rizada de Pedro Arranz avanza entre el público, sube al escenario, se coloca al hombro su guitarra, y su camiseta corta  se acorta todavía más. Mientras afina no nos quiere aburridos. Después de un «aupa Atleti» y sin levantar la vista de las cuerdas, pide un aplauso para Joan y Rafa, que están de celebración.

Empieza el concierto con la melodía melancólica de «Escándalo en la playa«… En verdad solo jugaban con nosotros. Después no hubo un minuto más para el baile lento y la sonrisa triste. Cuando suenan los últimos acordes, Pedro rasca con fuerza las cuerdas y nos demuestra que sus letras   poperas y el rollo surfero no están reñidos con la rudeza y la electricidad  propias del rock. Pedro y Carlos, a la batería, van en sintonía, poniendo velocidad a la noche. Pero Miguel López (bajo)… Él es más tranquilo.

Y por fin suena «Perdido«, canción que aprovecha Pedro para coger la pandereta mientras canta, para luego abandonarla a la fuerza de la gravedad y recuperar el sonido eléctrico de su guitarra.

«Ya ha acabado el partido, ¿no?«. El público asistente ha florecido en el campo subterráneo de la sala Costello. Y para regalarnos los oídos «La perla del pacífico«. Así es CVEEC, te plantan un océano en medio de un prado y te sacan una perla de la tierra. Buenrrollo.

De repente Pedro se marca un «Cumpleaños feliz» con un solo de guitarra propio del rock más underground. Sus compañeros miran divertidos su ida de olla. Él va a su rollo… «Por si no os habíais dado cuenta, era el Cumpleaños feliz«. Gracias, Sara.

Y Javi de Cosmen Adelaida sube con su guitarra a tocar «Oro graso«. En ese punto Miguel ya ha abierto los ojos e incluso se atreve con los coros (solo vacilamos: es un crack).

La presencia de Begoña obliga al bajo a posicionarse en un segundo plano y la misma guitarra que ha utilizado Javi pasa ahora a manos de Ella, que pone el toque de dulzura a la noche con «Cuando el sol».

El final de concierto es grande. Pedro quema las cuerdas, abrazando con todo el cuerpo su guitarra. Su camiseta corta por debajo de las axilas. De espaldas al público, su melena flota en el aire de la sala. Derroche de energía final. El río desbordado. La sala llena.

Por su lado los de Albacete subieron al escenario para presentar su segundo álbum: Una familia desestructurada. Después del protocolo oficial de felicitaciones y agradecimiento a la discográfica, comienza a sonar «Las reglas del mal«, de su primer disco (Solo y mal acompañado). Le dedicaron una canción a su amigo Algora, «La vida es un loop«. Y así siguieron varios temas, también del primer disco, como «Tu lado salvaje«. Aunque la verdad sea dicha, se hubiera agradecido  ver algo de ese lado salvaje sobre el que cantan, puesto que tras CVEEC el listón estaba bastante elevado.

Lo peor: (para Burrito Panza) que Cómo vivir en el campo actuaran primero.
Lo mejor: lo que ocurre cuando dejas a Pedro intimar con su guitarra.

V-16 Les sueques+Cosmen Adelaida+Kerman Dj

Joder con Les sueques. Post punk artie femenino. Algo de rock y de indie y mucho de oscuro. Ellas prefieren decírtelo gritando y haciendo ruido, mucho ruido, porque «no puedes fiarte de la gente que hace tonti-pop«. Amén. 
Blanca Lamar (voz y bajo) y Tuixén Benet (guitarra y coros) iban vestidas en plata y brilli-brilli, como viene dictando el dresscode de toda buena fiesta. Y ellas venían a celebrar. Raquel Tomàs ponía el sonido de los teclados de los 60 armada con sus gafas de pasta y su look vintage. De vez en cuando le daba color al ruido con una maraca. Pau Albà, la sueca más rubia de todas, al frente de la batería. 
«Creo que es el concierto en el que más he hablado en mi vida«, Blanca dixit. Después de quemarse las cuerdas vocales con canciones como «Monstre», «Ramon», «Ningú», «Beix» o «Terrorista«, con un rollo muy riot, Blanca inventa al paso transiciones del tipo: «hay gente que dice que  esta canción es buena, gente que es mala…«. Y así, sin decir nada ya nos estaba diciendo que pasan de formalismos, de cordialidades y de etiquetas. 
«Cremeu les perles» es su primer LP con El genio equivocado y ahora presentan «Educació física».

Golazo de Les sueques y ceden el relevo a Cosmen Adelaida. Aquí pasa un poco como lo de Burrito Panza con CVEEC, a quienes el orden de los conciertos se la jugó. Les sueques son las ganas de clavarte por el cuerpo todos los cuchillos y tenedores para olvidarte del amor Cosmen es el aeropuerto solitario en el que te quedas a esperarlo. Y siendo sinceros, doy más credibilidad a animales mitológicos de cien mil cabezas antes que al amor. 
Cosmen estuvieron correctos, ni más ni menos que lo que esperas cuando los escuchas en Spoti. «Familia/Trabajo», «Becerro de oro», «Copenhague»y «Fantasmaja» entre algunos de los temas que interpretaron. «El viento de invierno» puso fin al concierto.

Lo peormejor: Ignatius Farray gritando «que vuelvan Les sueques» en el concierto de Cosmen. 

S-17 Murciano Total+Las ruinas+Nacho Ruiz Dj

El Costello lleno como no lo ha estado en los cuatro días de conciertos. La gente enlatada trepando por las escaleras que dan acceso a la sala. Y en el escenario Sema y Lena, quienes conforman Murciano Total. En 2013 fueron sacando canciones de manera individual, siempre acompañadas de un videoclip. Se recopilaron en el LP «Demos 2012-2013«. Álbum de colaboraciones con artistas de la talla de: El estudiante Larry, Perro, The Yellow Melodies, Alex de Klaus&Kinski y Jota de los Planetas. Ahora presentan «Quémalos por mí«, que forma parte de su nuevo LP «Quereres y dejenes«. Lo lírico está muerto, dicen.
Vale mucho la pena visitar su página de Youtube

Jaime Bertrán (bajo y coros), de Las ruinas, sube al escenario con su camisa de langostas. A ver quién se atreve a decirle que hoy no va a ser su noche. Eduardo Chirinos (voz y guitarra)  se coloca sus gafas de sol y antes de que nadie se atreva a juzgarles, prefieren callar bocas a golpe de guitarra: «¿Qué problema tienes con mi vestimenta?«. Bravo.

Cuando Eduardo deja de cantar, la melodía de la canción anterior se disuelve con la siguiente, por lo que no tenemos un solo momento de bajón. Heavy-pop en estado puro, el sonido de lo oscuro y el pop ruidoso.

Entre la tracklist de la noche: La radio ha muerto, Este espíritu, No es por ti, Cansado de mí, Chica fiestera e Insecto (de sus discos anteriores) y presentando «Toni Bravo» suenan: Ramón y Cajal y El Olivar. 

Destacan:
Secundarios del mundo, Uníos!, en la que la gente se lanza a hacer pogo en el centro de la pista. ¿Sabes esto que te molesta que te lluevan codillazos? Nah, aquí no hay de eso.

Cubata de fairy que dedicaron a Los Punsetes, que estaban dando un concierto esa noche en Joy Eslava y cuya letra irónicamente canta «Te odio cuando tienes éxito«.

Cerveza Beer, que reconstruye cualquier noche de cerveza de paqui por Barcelona, recorriendo sus calles y sus bares. Ains.

Y cuando ya hemos mutado a seres etílicos, que ni un cubata de Fairy y sí mucho disolvente para los litros de birra que llevamos en el cuerpini, Las Ruinas deciden rematar con Ovni.

Lo peor: la cantidad ingente de genios en la sala. Desde luego no fue un acierto meternos a tantos en el mínimo espacio de la sala subterránea del Costello Club.

Lo mejor: la camisa de Jaime luciendo a todos los hijos de Rodolfo Langostino. Amor del bueno.

                                                                                – Fotos: Hugo Nakamura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *