febrero 9, 2023

Adiós a Joe Cocker.

Ayer murió a los 70 años de edad una de las grandes y más reconocibles voces de todos los tiempos. Curiosamente ha sido el cáncer de pulmón, que llevaba arrastrando durante bastante tiempo, lo que ha acabado con la vida del viejo rockero Joe Cocker.

Aunque digan que los viejos rockeros nunca mueren, al final una vida salvaje acaba pasando factura. Joe Cocker (1944, Sheffield – 2014, Crowford) de voz desgarrada y movimientos espasmódicos en el escenario, fue uno de los artistas que participó en la primera edición del festival de Woodstock de 1969. Influenciado por artistas como Ray Charles, Sam Cooke o Aretha Franklin, Joe Cocker será recordado como el intérprete blanco con voz y alma de negro por su forma de interpretar el «blues».

Su primer éxito llego con la versión de «With a Little Help From my Friends», de los Beatles, que le colocó en los primeros puestos de las listas de éxitos británicas y europeas.
Su estilo caótico y desaliñado sobre el escenario, cuenta quienes le conocieron, tenía su réplica en su vida personal. A pesar de sus reticencias iniciales a prodigarse en directo, en 1970 se embarcó en una monumental gira por 48 ciudades de Estados Unidos acompañado por cuarenta músicos, que se llamó «Mad dogs and Englishmen». El éxito de la aventura, recogida en un álbum en directo y en una película (primer contacto del músico con el cine) cimentó su leyenda americana, pero aquella larguísima fiesta casi acaba con su salud física y mental.

Tras más de una década ausente volvió con la interpretación de «Up Where We Belong» en la película Oficial y caballero (1982), cantada a dúo con Jennifer Warnes, por la que logro un Óscar. Posteriormente completaría sus éxitos cinematográficos con temas como «You can Leave your Hat on», escrita por Randy Newman e interpretada por Cocker en Nueve sermanas y media (1985) o los álbumes Civilized Man (1984) y Cocker (1986).

Su canción «Unchain my Heart» de 1987 coronaría definitivamente su carrera. Después siguieron «One Night of Sin» (1988), «Joe Cocker live» (1990) y «Night Calls» (1991), con una nueva versión de la canción de los Beatles «You’ve Got to Hide Your Love Away», además de otras realizadas especialmente para este disco por autores como Prince o Jeff Lyne.

Tras varios álbumes recopilatorios, Cocker publicó en 2012 su álbum de estudio «Fire It Up», el último de su larga carrera. El año pasado emprendió una gira triunfal por diversas ciudades Europa que terminó en junio en el Hammersmith Apollo londinense, en el que el destino quiso que fuera su último concierto. Como buen rockero estuvo subido en el escenario hasta que su salud dijo basta.

Se ha ido un artista muy querido por los artistas de su generación y un referente para todos los músicos que vinieron y vendrán después.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *