febrero 9, 2023

Kitai y Gimnástica: pura energía.

Este pasado viernes 5 de diciembre tuvieron lugar los conciertos de Kitai y Gimnástica en la Sala Stereo de Alicante.  Abrieron fuego los Kitai demostrando que tienen ganas de comerse el mundo y hacernos partícipes a todos de ello.  Los allí presentes pudimos comprobar que estar en un concierto de Kitai es como sumergirse en la locura, con un directo de los más potentes y enérgicos que he visto en mucho tiempo. Con un cantante, Alexander Kuz, con un carisma y personalidad apabullante, y el resto de miembros que no se quedan atrás, apenas nos dieron un respiro. Interpretaron temas de sus dos EPs , el último, “Viral” y “Origen”, el anterior, del 2013, como “Luz artificial”, “Abducción”, “H20”, “Superior” y “Melodrama”, entre otras. 

Algunos de los momentos más destacados del concierto fueron con la puesta en escena de “Luz artificial”, en la que Alexander movía una bombilla en la oscuridad, convirtiéndolo en un momento especial y también la de “H20”, en la que el cantante se roció con una botella de agua y bajó del escenario en dos ocasiones y unos cuantos acabamos mojándonos también junto con él, con su movimiento. Esos pequeños toques de espontaneidad y locura que una servidora echa de menos de vez en cuando en los directos.

Y se despidieron para dar paso a Gimnástica, una banda alicantina que lleva años demostrando que no hay quien les pare y que son de lo mejorcito de la escena pop rock local, para empezar. Mantuvieron el nivel, que los Kitai habían dejado alto, y es que les sobra experiencia y personalidad para ello. Les he visto en cantidad de conciertos y continúan haciéndome saltar y bailar como si no hubiera mañana y la misma reacción se podía ver en el resto del público.  Interpretaron temas de su último disco, “Paracaidismo”, del 2012, como “La gran evasión”, “Si te veo bailando”, “Experimento”, “De luto” o “Resetear”, con la que dieron punto y final al concierto.

Hubo lugar para una dedicatoria por parte del cantante, Juanma Pérez, con la canción “Dividirte”, para su hermana Shaila, que cumplía años ese día. Fue uno de los pocos momentos de calma de un concierto que, como el anterior, nos ofreció pocos momentos de descanso. Con sus ritmos bailables y pegadizos nos contagiaron a todos con su energía y buscaron conectar con el público a cada momento. 
Tanto Kitai como Gimnástica son dos promesas de la escena indie y os recomiendo a todos estar muy atentos a sus carreras porque tienen mucho que ofrecernos. Luego no digáis que no os avisé…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *