enero 31, 2023

La noche en la que Zahara nos hizo derretirnos con su Deshielo.

Fotografía realizada por Estherdibae

Anoche una abarrotada Joy Eslava se vestía de gala para acoger la esperada vuelta de Zahara a los escenarios, ya que hacía parada por la capital madrileña en su mini gira El Deshielo
Entre aplausos y vítores, Zahara y su banda hacían su aparición en el escenario para comenzar la noche con la dulce letra de Tú me llevas y continuar con la energética Leñador y la mujer América. La banda nos dejó alucinados y el desgarrador e impecable sonido que desbordaba El Universo hacía aparecer el pensamiento de que sería una noche mágica. Junto con la voz del guitarrista, Martí Perarnau, sonaba General Sherman y cómo Sam Bell bajó de la luna para concluir esta primera intervención del formato banda.
Era el turno del formato acústico, llegando así el momento del sentimentalista tema El lugar donde viene a morir el amor para que después, con su versión más polifacética, Zahara nos llevara a un cambio de ánimo. Justificaba de esta forma su siguiente canción, en la osadía que tuvo de proponer en las redes sociales qué canción queríamos rescatar del pasado. Una de las elegidas fue Cartas entrelazadas (disco autoeditado, Día 913), y aunque se resistía a cantarla porque es una letra que escribió cuando tenía 16 años, al final cedió, y entre risas casi nos la hace remix: primero con En qué estrella estará de Nena Daconte, y después con Only girl in the world de Rihanna.
A continuación vino un momento que muy pocos esperábamos y es que Zahara anunciaba que una persona muy especial se subiría al escenario. El guapo de Quique González la acompañaba en esta noche tan especial y juntos interpretaron La luna debajo del brazo, una combinación de voces exquisita.

Fotografía realizada por Estherdibae

La parte más emotiva de la noche vino de la mano de Olor a mandarinas, donde la artista declaraba que antes hacía canciones de amor y que ‘ahora las hace de follar’; y la esperada y retomada Con las ganas, canción que dejó de tocar durante mucho tiempo ya que es una canción que le superaba cada vez que intentaba tocarla encima de un escenario. Esta vez sí lo hizo y, además, se la dedicó a todas aquellas personas que dijo ‘no’ cuando, en otros conciertos, le pedían que tocara. Interpretación impecable, en un silencio absoluto y respetador que se reproducía entre canción y canción; silencio como sinónimo de la admiración que teníamos y tenemos por ella.
Era el turno de que volviera toda la banda para Mariposas, Photofinish, El Deshielo y Oh, salvaje (nueva canción que ha venido presentando en las demás ciudades de la gira). Antes de llegar al bis, con Del Invierno fue cuando vino el verdadero deshielo, y es que empezó a nevar dejando a la mitad del público con una alfombra blanca navideña sobre sus cabezas. 
Sonaba Merezco y volvían todos al escenario, sabíamos que era la traca final de canciones antes de que terminara esta mágica noche. Zahara no quería olvidarse de dar las gracias a sus compañeros sobre el escenario, al personal de la propia sala y a todas aquellas personas que trabajaban en la sombra y que hicieron posible el concierto. Y con Funeral y Camino a L.A. la noche tocaba su fin, apoteósica despedida que acabó con Martí por los suelos con su guitarra, Víctor enloquecido a las teclas de su teclado y una desmelenada Zahara.

Fotografía realizada por Estherdibae

Esto fue todo lo vivido y así os contamos las casi dos horas de concierto que nos ofrecieron, aunque deberíais haber estado allí y emocionaros con nosotros y con una sensible y divertida Zahara. Hubo magia ayer en la Joy Eslava y prometemos repetir pronto pues, por ahora, no queremos descubrir el truco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *