febrero 5, 2023

El Xtrarradio Music Fest vino, vio y venció

Como un nido de pájaros. Así acabó mi pelo este fin de semana.Y no por el sexo desenfrenado, sino por el Xtrarradio Music Fest. El pájaro del cartel debía haberme dado una pista. Y es que bailamos un montón, y disfrutamos aún más de los grupazos que allí se dieron cita. El Xtrarradio se consolida en esta su quinta edición (primera en La 2 de Apolo) y convence, vaya que si convence.

VIERNES

El pistoletazo de salida el viernes lo dieron unos jóvenes Wann que, a pesar de ser primera hora y que aún estábamos un poco fríos, se encargaron de hacernos entrar en calor a golpe de guitarra y batería que sonaban a años 90 renovados y en plena forma.
Justo después y con puntualidad inglesa les tomaban el relevo los chicos de Novedades Carminha, que empezaron el concierto con un Quiero verte bailar que consiguió eso mismo, hacernos mover las caderas de principio a fin. El trío gallego nos presentó su LP Juventud Infinita e hicieron gala del gamberrismo marca de la casa (también hicieron gala de estilazo con esa gorra del Carrefour que causó sensación).
Kokoshca fueron los siguientes y nos hicieron sentirnos a todos los presentes sus «chicas preferidas». Escuchamos mucho de su Hay una luz y también de sus otros trabajos discográficos, como bien dicen ellos, rock and roll sin disimulo y con la frente alta.
Los últimos (y no por ello menos importantes) de la jornada fueron The Saurs, esos chicos de Barcelona que nos tienen locos desde hace poco más de un año. The Saurs son rock, sudor y baile, no te cansas de verlos, y la trayectoria y velocidad que están cogiendo promete grandes cosas. Se nota su evolución, el aplomo que muestran en el escenario y queremos más de ese garage intrépido que nos hizo bailar hasta las dos de la mañana. Tenedlos en mente.

SABADO

Segunda jornada, y no hay cansancio que valga, porque había que ver a My Expansive Awareness, que nos imbuyeron de un espíritu psicotrópico-ácido-sideral más propio de Woodstock que de la cosmopolita Barcelona, pero nos los gozamos y bien, su psicodelia a caballo con el garage y esas voces serpenteantes y casi sexuales nos pusieron a tono para todo lo que estaba por venir.
Los siguientes fueron los grandiosos Capsula, con un buen currículum a las espaldas, que incluye haber tocado con grupos de la talla de Black Rebel Motorcycle Club o Deerhunter. Lo de Capsula fue un despiporre, consiguieron que La 2 de Apolo se rindiera a sus pies, sin excepción. Con ganas de verlos otra vez muy pronto por Barcelona.
Una eventualidad a última hora hizo imposible que Les Arondes pudieran asistir al festival, así que los sustituyeron Los Bengala. Que tú los buscas en Google y los ves con esas camisas de tigre y dices «¿pero esta gente de dónde sale?» y luego los escuchas y como dice una amiga mía, se te caen las bragas al suelo. Eso debió pasarle a más de uno y de una el sábado cuando empezaron a tocar. Guillermo y Borja consiguen con guitarra y batería llenar el escenario derrochando actitud a machetazo limpio.
De finiquitar el festival (la parte de los directos) se encargaron los valencianos Siesta con su «punk troglotrónico» como ellos mismos lo denominan. Teclados, batería, percusión, bajo, guitarra, sintetizador, voces… y todo esto ¿sólo dos personas? Pues sí. Siesta nos dejaron con la boca abierta con un directo contundente, potente y bailable.

También destacar a los DJs Lariad, Kil Valmer, Dirty Robber y un espontáneo DJ Pegatas que nos hicieron bailar y acabar de coger agujetas tanto el viernes como el sábado hasta altas horas de la madrugada y a la gente de Jägermeister que amenizaron la espera entre conciertos con chupitos, merchan y Polaroids.

Iniciativas como la del Xtrarradio son las que molan, a las que te apetece ir y de las que hablas con tus amigos durante semanas. Por cierto, podéis seguirles la pista en su web y en su Facebook, nos tienen prometidas buenas fiestas hasta la próxima edición.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *