febrero 4, 2023

Estuvimos en el 11º Aniversario de El Enano Rabioso

Ayer tuvo lugar en la sala Becool de Barcelona el décimo primer aniversario de una publicación ya conocida por muchos: El enano Rabioso. Para ello contaron con tres bandas para montarse un auto homenaje como Dios manda. Los Barceloneses Combray y (lo:muêso). Hay que decir que no se echó en falta la asistencia del pequeño Nicolás.
Los primeros en subirse al escenario fueron Combray. El dueto desplegó sus guitarras atmosféricas y su peculiar mezcla de fol ambiental con shoegaze entró más que bien como primer entrante. Interesante su propuesta, así que esperamos verlos fuera de Barcelona más bien pronto. 
Enseguida le llegó el turno a (lo:muêso). No lo voy a negar, no me gustó mucho lo que vi de ellos. Se veían buenas ideas, entrega a la hora de plasmar los temas en directo, pero sonaron mal. No sé si fruto de la falta de ensayos, pero sonaron a destiempo, como una banda debutante (teniendo en cuenta que llevan ya más de una década en esto). Si bien es cierto que llevaban tiempo de parón. No sé, un día tonto lo tiene cualquiera y no seré yo el que los crucifique por el concierto de ayer.
Y llegó por fin el turno de Perro. Los murcianos vienen de patearse todos los rincones del país. Van de festival en festival. Perro son guasa, cosa que quedó bien clara desde los primeros temas. Acostumbrado a haberlos visto en sus primeros conciertos allá por 2011, en salas como la 12&medio, ayer me llevé una grata sorpresa. Siguen siendo igual de fresquicos en directo. Te los bebes como una cocacola a trago, con el escalofrío incluído. 
Lo que diferencia esos primeros conciertos del que hicieron ayer es una depuración a la hora de hacer las cosas. Han pasado de unos conciertos algo más anárquicos a una propuesta de concierto que iba como un tiro. No había descanso para los pies desde que empezaba la cosa. Temas como Bicicleta sonaban ya a clásico consagrado. Catán y La reina de Inglaterra sonaron de puto vicio. La gente se iba encenciendo poco a poco hasta el cierre con Paco Fiestas, que fue pedida por gran parte de los asistentes. Perro respondió con una interpretación alargada llena de idas y venidas que se ganó a todo el público. Quizás eché en falta el combo Atrévete a bailarlo o Calculadora troglodita.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *