febrero 8, 2023

Los de las cruces en las montañas se ponen chulos.

Antes de empezar tenemos que decir que no sentimos ningún sentimiento negativo hacia el colectivo católico, más bien total indiferencia ante cualquier tipo de fe. De todas formas ese no es el tema, no vamos a meternos con nadie por profesar una fe u otra, lo hacemos porque hay que ser muy irrespetuoso, prepotente y en resumen un anormal de carrito para hacer lo de esta peña.

Poniéndonos en situación, la iniciativa Objetivo1300 pretende plantar una cruz tamaño semana santa en 1300 picos de la geografía española y no contentos con eso y tras la retirada de varias de sus cruces han declarado: «Nos vemos en el deber de informar a todos cuantos oponen resistencia a la Libertad de la Religión Católica: toda Cruz y Virgen que sea objeto de demolición, será motivo inexcusable para incrementar por dos el número de Cruces.» 

Ahora vamos al tema legal, dejando a un lado la fe monoteísta de estos individuos que los hace sentirse superior a cualquier otra creencia, la acción de plantar cruces o estatuas de tal forma requiere un permiso previo concedido por la consejería de medio ambiente, del cual carecen. Pese a esto «seguirán acometiendo este evento con regularidad, hasta coronar las 1.300 cimas a lo largo de toda la geografía española, con Cruces y Vírgenes», ya que esta mas claro que el agua que esto es «una actividad lícita, honorable y digna de un cristiano».

¡Ole! ¡Ole! y ¡Ole!, estamos investigando a fondo como se enfunda los pantalones el encargado de tales palabras porque con tales cojones tiene un merito de la hostia (y lo dice un usuario de pitillos).
Señores del Objetivo 1300, un poco de lógica y sentido común, por mucho que sea «una actividad lícita, honorable y digna de un cristiano» nos importa un pimiento, es ilegal. A grandes rasgos viene a ser lo mismo que decir que matar un cordero en mitad de la calle y joder la fachada a todos los vecinos con su sangre es «una actividad lícita, honorable y digna de un cristiano», la ley esta para todos y la fe para vuestra casa.

Por suerte no tenemos ninguna duda de que esto no quedará en más que una anécdota, hablamos de un colectivo que cuando vino el papa agotaron las existencias de tintos y condones en el 80% de los chinos. Si descontamos los que queden fornicando por el camino y los que se despeñen borrachos colocando cruces la iglesia perdería más socios que en todas las cruzadas juntas.
Si siguen liandola tan parda volveréis a tener noticias, no hay nada que nos guste más que meternos con radicales religiosos que seguro están en mejor forma física que nosotros (que lo más alto que subimos es a la segunda planta del McDonald)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *